Hoy cocinamos Torrijas

En OIDO COCINA, ya os contamos los multitudinarios usos que podía tener la cocina, como espacio educativo de diversión y aprendizaje, todos los valores y aptitutdes postivas que nos podían aportar. Algunos ejemplos de ello, podrían ser; trabajo en equipo, aprendizaje de pautas, higiene, creatividad y desarrollo de la psicomotricidad, entre otras.
En este enlace podrás consultar información más desarrollada sobre este tema. Seguro que descubres cosas nuevas que no te habías planteado, y te convencemos para aprovechar la cocina, como espacio de aprendizaje.
Tenemos muchas cosas ricas que degustar, preparar, saborear y olfatear. La cocina supone poner en marcha todos nuestros sentidos, oler lo que vamos a comer, saborear las diferentes texturas, disfrutar de los colores y las formas de la comida…
Si a todo esto le añadimos la diversión de mancharnos las manos, haciéndolo nosotros mismos. UUUMMMM TODO ESTÁ MUCHO MÁS ¡RICO!
Ahora que ya ha pasado la Semana Santa nos hemos quedado con el recuerdo de haber degustado en estas fiestas un postre típico, tradicional, fácil y  riquísimo…  las ¡TORRIJAS!
Por ello, queremos compartir con vosotros esta receta sencilla y sabrosa, que no os dejará indiferentes. Sacar el cuaderno de recetas y apuntar.
INGREDIENTES:torrijas_leche
– 1 barra de pan del día anterior o una barra específica para torrijas (de venta en casi todas las pastelerías).
– 1 L y medio de leche entera.
–  3 huevos medianos.
– 1 palo de canela-rama o dos, 1 vaina de vainilla y la cáscara de medio limón
– 200 g de azúcar blanca y 1 cucharada de canela molida.
– 1/2 L de aceite de oliva virgen.
PREPARACIÓN:
1. – En primer lugar, vamos a colocar en el fuego un cazo con la leche, la rama de canela y la corteza de limón. Cuando empiece a hervir, lo apartamos del fuego, colamos la leche y la dejamos enfriando en un recipiente.
2. – Mientras se enfría la leche, vamos a cortar el pan en rebanadas gordas y las colocamos en una bandeja que tenga algo de fondo. Porque inmediatamente a que la leche se enfríe la añadiremos a la bandeja y dejaremos que las rebanadas de pan se empapen por completo.
3. – Ahora, vamos a batir los huevos y con mucho cuidado, debemos retirar las rebanadas de pan de la leche y pasarlas por el huevo. A continuación las freiremos en abundante aceite caliente. Estar atentos de que no se rompan ni se quemen.
4. – Finalmente cuando estén doradas, las retiramos del aceite y las escurrimos sobre papel absorbente. Las espolvorearemos con una mezcla de azucar y canela en polvo.
¡ Y a servir y disfrutar !

No Comments

Be the first to start a conversation

Leave a Comment